lunes, 6 de abril de 2015

FRUTAS Y VERDURAS PARA CADA ORGANO HUMANO


 
Continuando con el  proceso de ponerme en forma y mejorar mis hábitos alimenticios investigando encontré un artículo muy interesante donde comparan la forma y propiedades de frutas y verduras con la forma y características de algunos órganos del cuerpo humano.
Me pareció muy interesante y por eso hoy les comparto esta información que espero sea de interés para ustedes.
Comer frutas y verduras crudas garantiza el aprovechamiento al 100% de sus propiedades y beneficios para nuestro organismo.
Una rebanada de zanahoria se ve como un ojo humano. La pupila, el iris y las líneas irradiantes se asemejan al interior de una zanahoria.  Si, hoy la ciencia nos muestra que las zanahorias refuerzan el flujo de sangre hacia el funcionamiento de los ojos.


Un tomate tiene cuatro cámaras y es rojo. El corazón tiene cuatro cámaras (cavidades) y es rojo. Todas las investigaciones muestran que los tomates están cargados de licopeno y de hecho son puro alimento para el corazón y la sangre.  
Las Uvas cuelgan en un racimo que tiene la forma del corazón. Cada uva parece una célula sanguínea y toda la investigación actual muestra que las uvas también son un alimento profundamente vitalizador para el corazón y la sangre.
 

Una nuez tiene la apariencia de un pequeño cerebro, con un hemisferio izquierdo y uno derecho, las partes superiores parecen cerebros y las inferiores, cerebelos. Incluso las arrugas y pliegues de la nuez se parece a la neo-corteza cerebral. Hoy sabemos que las nueces ayudan a desarrollar tres (3) docenas de neuro-transmisores para el funcionamiento cerebral.


Los Frijoles realmente sanan y ayudan a mantener el funcionamiento de los riñones y sí, se ven exactamente como los riñones humanos.

El Apio, Bok Choy, Ruibarbo y muchas otras se ven justo como huesos. El blanco de estos alimentos específicamente es el fortalecimiento de los huesos. Los huesos tienen 23% de sodio y estos alimentos contienen 23% de sodio. Si no tienes suficiente sodio en tu dieta, el cuerpo lo jala de los huesos, debilitándolos. Estos alimentos reponen las necesidades esqueléticas del cuerpo.
 

Los Aguacates, las Berenjenas y las Peras tienen como blanco la salud y funcionamiento del útero y la matriz femeninos – y tienen la apariencia de esos órganos.
La investigación actual muestra que cuando una mujer se come un aguacate por semana, balancea sus hormonas, se deshace del peso no deseado del parto y previene cánceres cervicales.
¿Qué tan profundo es esto? Toma exactamente nueve (9) meses cultivar un aguacate desde la floración hasta el fruto maduro.
Hay más de 14,000 químicos fotolíticos constituyentes de nutrición en cada uno de estos alimentos. (La ciencia moderna solo ha estudiado y nombrado hasta la fecha, alrededor de 141 de ellos). 


Los Higos están llenos de semillas y cuelgan en pares cuando están creciendo. El higo incrementa la movilidad del esperma varonil e incrementa el número de espermatozoides así como ayuda en la recuperación de la esterilidad masculina.
Los camotes o batatas se parecen al páncreas y en realidad balancean el índice glicémico de los diabéticos.
 
 
Las Aceitunas ayudan a la salud y funcionamiento de los ovarios.

Las Naranjas, Toronjas y otras frutas cítricas se parecen a las glándulas mamarias de la mujer y en realidad ayudan a la salud de los pechos y al movimiento de la linfa hacia adentro y fuera de ellos.
Las Cebollas se parecen a las células del cuerpo. Las investigaciones actuales muestran que las cebollas ayudan a limpiar los materiales de desecho de todas las células del cuerpo. Inclusive producen lágrimas que lavan las capas epiteliales de los ojos. Un compañero de la cebolla, el ajo, también ayuda a eliminar materiales de desecho y los peligrosos radicales libres del cuerpo.
 
Y la lista es interminable, lo cierto es que no hay fruta ni verdura que no sea saludable y que contenga los elementos que nuestro cuerpo necesita para estar en buen estado.